La acción conjunta de los ayuntamientos, Gobierno Vasco y Diputación Foral de Gipuzkoa ha propiciado una inversión superior a los 2,5 millones de euros en programas de empleo en la comarca de Oarsoaldea

En relación al empleo, el periodo 2019-2020 está siendo muy fructífero en la comarca de Oarsoaldea. Finalizamos el año 2018 con una tasa de desempleo de 10,1% y a lo largo de 2019 ha descendido, colocándose en estos momentos en torno al 9,5%. Por tanto, desde el año 2012 hasta la actualidad ha bajado 6,5%.

No obstante, todavía tenemos camino por recorrer y mejoras que realizar en referencia a la calidad del empleo (contratos a tiempo parcial, temporalidad del empleo, igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres…) y en relación al desempleo de larga duración, así como las situaciones cronificadas. En Oarsoaldea, el 45% de desempleados-as son personas paradas de larga duración.

Para afrontar tal situación, los cuatro ayuntamientos de la comarca –Errenteria, Lezo, Oiartzun, Pasaia- a través de la Agencia de Desarrollo Oarsoaldea y conjuntamente con Lanbide –Servicio Vasco de Empleo-, Gobierno Vasco y Diputación Foral de Gipuzkoa, a lo largo de 2019 han puesto en marcha multitud de programas y recursos para el empleo, con el objetivo de lograr la inserción en el mercado laboral de personas desempleadas de la comarca de Oarsoaldea y, por ende, mejorar su calidad de vida.

TEJIENDO REDES

Se está creando un nuevo modelo de relaciones, lo que nosotros llamamos un nuevo modelo de gobernanza, entre los distintos agentes que intervienen en los procesos de inserción socio-laboral en el que el territorio y particularmente la comarca tienen un protagonismo esencial. Asimismo, la colaboración interinstitucional y público-privada son elementos fundamentales de este nuevo modelo. Esto se refleja en el concepto de Lanbide Extendido del Gobierno Vasco así como en el nuevo modelo de gobernanza impulsado por la Diputación Foral de Gipuzkoa y las agencias de desarrollo, el cual se basa en las redes comarcales de inserción socio-laboral y la acción concertada de los ayuntamientos a través de su propia agencia de desarrollo comarcal. El objetivo principal que persigue este modelo es la eficiencia del servicio y la optimización de los recursos públicos. Por lo tanto, el Gobierno Vasco -a través de Lanbide-, la Diputación Foral de Gipuzkoa, los ayuntamientos de la comarca de Oarsoaldea -a través de los servicios sociales y la Agencia de Desarrollo Oarsoaldea- y las entidades y asociaciones -centros de Formación Profesional, los centros de Educación Permanente de Adultos, los centros de Formación Profesional Básica, asociaciones como Cruz Roja, Fundación Emaus, Fundación Sarea, Centros Especiales de Empleo como Gureak, Arraztalo, Katea Legaia, Fundación Secretariado Gitano, …- conforman esta hermosa red (en total unas 20 entidades y asociaciones).

TANTOS RECURSOS DE EMPLEO COMO NECESIDADES SE DETECTEN

El modelo de intervención que se lleva a cabo con las personas desempleadas se basa en el diseño de herramientas en base a las necesidades específicas de los colectivos, para lo cual es necesario tener en cuenta las necesidades tanto de las personas como de las propias empresas del entorno. Para la mejora de la situación de personas desempleadas y, sobre todo, de los colectivos más vulnerables, en el año 2019 se han puesto en marcha muchos recursos de empleo, lo que ha resultado ser el año más fructífero de la última década:

Servicio de empleo para personas desempleadas en general: Orientación y Centro de Empleo

A lo largo del año 2019 desde el servicio de Orientación y Centro de Empleo que gestiona la agencia se han llegado a atender un total de 1988 personas desempleadas, con las que se han trabajado itinerarios de inserción para su mejora de empleo.

Recursos dirigidos a personas en situación de exclusión

  • PROGRAMA EREITEN. Recurso ocupacional destinado a 12 personas en situación de exclusión. Taller de bajo rendimiento que ofrece actividades en temas relacionados con la agricultura y la cocina. Subvencionado por los Ayuntamientos de Lezo, Oiartzun y Pasaia.

Recursos dirigidos a personas en riesgo de exclusión

  • EMPRESA DE INSERCIÓN BADIA BERRI, abriendo puertas a personas desempleadas alejadas del mercado laboral dándoles una oportunidad de empleo y un acompañamiento social que permite trabajar procesos de inserción de hasta 3 años de duración.

Badia Berri es un proyecto que aúna esfuerzos públicos. Su objetivo es convertirse en una herramienta de actuación eficaz y estratégica para los grupos con dificultades (fundamentalmente, mujeres monoparentales). Es fruto de un trabajo conjunto con los servicios sociales y consecuencia de un trabajo integral realizado con enfoque comarcal.

La empresa de inserción permite a personas en riesgo de exclusión aprender y trabajar en un entorno laboral protegido a través de una actividad económica.

Desde 2005 hasta la actualidad se han desarrollado procesos de inserción de más de 130 personas y el 66% ha conseguido trabajo al mes siguiente.

En 2005 la empresa de inserción Oarsotek comenzó su andadura con 12 personas trabajadoras y actualmente Badia Berri le ha cogido el testigo llegando a día de hoy a un total de 30 puestos de trabajo.

La empresa de inserción fue promovida por los Ayuntamientos de Errenteria, Lezo, Oiartzun y Pasaia a través de la Agencia de Desarrollo Oarsoaldea, con la colaboración de Lanbide- Servicio Vasco de Empleo, Diputación Foral de Gipuzkoa y Gobierno Vasco. Más información, aquí.

 

  • PROGRAMA KOKATU. La Agencia de Desarrollo Oarsoaldea gestiona este programa de la mano de los servicios sociales municipales, para la contratación de personas en situación de riesgo de exclusión. Los servicios sociales, en colaboración con la Agencia de Desarrollo Oarsoaldea, seleccionan personas beneficiarias que posteriormente contratarán las empresas. Además, la agencia de desarrollo suscribe convenios que permiten obtener subvenciones a las citadas empresas y hacen un seguimiento de las contrataciones. Programa subvencionado por el Ayuntamiento de Lezo. En el periodo 2019-2020 están participando un total de 11 personas en este programa.
  • Programa de empleo denominado LAN-UP OARSOALDEA. Programa de incorporación al mercado laboral a través de la formación en el puesto de trabajo para personas en riesgode exclusión. En el periodo 2019-2020 están participando un total de 30 personas en este programa, de las cuales se estima una inserción laboral superior al 75%.
  • PROYECTOS SINGULARES: los denominados Proyectos Singulares se enmarcan dentro de nueva línea de trabajo que Lanbide puso en marcha a finales de 2017 y que permite  trabajar procesos de inserción socio-laboral con personas desempleadas con dificultades de una forma integral, combinando una formación transversal, una formación específica, un acompañamiento a lo largo del proceso y una prospección empresarial que busque oportunidades de empleo para cada persona participante.

A lo largo del 2019 se han puesto en marcha un total de 6 proyectos singulares con la cofinanciación de Lanbide – Servicio Vasco de Empleo en los que están participando un total de 90 personas; el proyecto singular M-BURDIN que ofrece formación en soldadura a jóvenes con una edad inferior a 30 años y baja cualificación. Para mayores de 45 existe el proyecto PIZGARRI+45, que ofrece formación específica en torno a la manipulación del pescado.

Para los perceptores de la RGI (renta de garantía de ingresos) tenemos el proyecto singular LANEKIN+. Gracias a él, se ofrece un periodo de prácticas en la empresa adaptado a la situación e interés de cada participante. Las personas que cuidan o han cuidado a personas dependientes hemos planteado el proyecto singular ZILARBIDE, a través del cual tienen la oportunidad de obtener el certificado profesional de atención sociosanitaria a personas dependientes.

Por último, de cara a la inserción laboral de jóvenes cualificados-cualificadas, se pusieron en marcha dos proyectos singulares HAZILAN; este proyecto lleva en marcha ya 3 años, han participado hasta la fecha un total de 176 personas y presenta un índice de inserción superior al 75%. Es un programa aprobado por Gobierno Vasco y que cuenta con la cofinanciación del 50% del Fondo Social Europeo.

Diversas contrataciones a través de PLANES DE EMPLEO de Lanbide

En relación con las convocatorias que permiten el desarrollo de los PLANES DE EMPLEO vigentes anualmente en Lanbide, es reseñable que en el año 2019 hemos contado con 3 convocatorias diferentes, lo que nos ha permitido promover la contratación de muchas personas desempleadas. Por un lado, hemos contado con la convocatoria anual ordinaria de Planes de Empleo de Lanbide, por otra, la convocatoria de Lanbide para la contratación de personas jóvenes menores de 30 años, y por último, el denominado “Plan de Choque”; dicho plan fue encomendado por el Parlamento Vasco al Gobierno Vasco como una forma de responder de manera urgente a las necesidades de determinadas zonas de Euskadi que pudieran estar más castigadas. En función de las citadas convocatorias (3), en total se han realizado 133 contrataciones, 86 contrataciones en el sector público y 47 contrataciones en el sector privado.

Las personas contratadas en el ámbito del sector público pertenecen a los siguientes colectivos; el 30% son personas perceptoras de la RGI, el 15% mayores de 55 años y el resto son personas pertenecientes a colectivos vulnerables: menores de 30 años, parados/as de larga duración…

Acciones formativas. La suerte favorece a la mente preparada

Entre los recursos para el empleo, las ACCIONES FORMATIVAS son muy importantes, ya que la mayor parte de las personas que se encuentra en situación de desempleo suele tener necesidades formativas. Así, quisiéramos destacar este año 2019 dos acciones formativas puestas en marcha para obtener el certificado formativo denominado “Mantenimiento de equipo industrial y montaje mecánico”. Son cursos subvencionados por Lanbide y el Fondo Social Europeo. En ellas, han participado un total de 30 personas, logrando una inserción laboral cercana al 70%.

La relación con el tejido empresarial y el servicio de intermediación laboral

Tal y como se ha comentado con anterioridad, para que los programas de empleo resulten exitosos, es imprescindible conocer las necesidades del mercado laboral y, por tanto, es necesario estar cerca de las empresas, ya que permitirá acceder al perfil y la formación que precisan. Del mismo modo, las empresas pueden colaborar en los itinerarios de las personas desempleadas que acogemos (visitas a empresas, simulación de entrevistas laborales, prácticas, etc.) y gestionar sus necesidades de contratación a través del servicio de intermediación laboral de Oarsoaldea. En los últimos 12 meses hemos gestionado 430 ofertas laborales para 701 puestos de trabajo, sin lugar a duda, señal de movimiento en el mercado laboral.

Inversión económica importante

La ejecución de todos estos servicios y programas no sería posible sin la aportación económica de las distintas Administraciones Públicas. En total, la inversión aproximada realizada en el 2019 para la puesta en marcha de todos estos recursos de empleo asciende a 2.544.694,75 €, de los cuales,

1.825.562,68 € (71,73%) los ha aportado el Gobierno Vasco a través de Lanbide, 535.702,07 € (21,05%) los propios ayuntamientos de la comarca y 183.430 € (7,2€) la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Si estás buscando trabajo, acércate

Para finalizar, Aizpea Otaegi, consejera de Oarsoaldea y alcalde de Errenteria, le transmite un mensaje a la ciudadanía desempleada: “Las personas que andan buscando trabajo,  es indispensable que lo busquen de una manera proactiva y que utilicen los recursos de empleo que más se adapten a su situación personal. Por ello, les animamos a conocer los recursos que se ofrecen desde la Agencia de Desarrollo Oarsoaldea y a no quedarse en casa!

Ámbito o departamento